11 diciembre 2011

ROLLOS DE NARANJA


Me recuerdan tanto a mi abuela Trini ...!!!

 
Taaacháaan!!! Aquí os dejo esta receta que tantas veces he visto como la cocinaban mi abuela, mi tia Antonia y mi madre, mientras que mi hermana y yo, además de molestarlas, hacíamos nuestros primeros pinicos gastronómicos jajaja!!! Y es que tenemos que aprovechar que es la época de las naranjas!!! Me encanta ir al campo de mi abuelo con mi familia, encender el horno de leña que usaba mi abuela antes de morir, coger las naranjas directamente del árbol y ponernos a amasar estos rollos que a todos nos traen tantos recuerdos mientras que unos gastan una broma, otros cuentan una anécdota, mis primos corriendo por ahí, etc, mientras que el olor a rollos invade la casa!!! Os animo a que cocinéis en familia esta Navidad!!!  

 

 
INGREDIENTES:

 
  • 5 huevos
  • 1/2 kg. de azúcar blanco
  • 200 cl. de aceite de girasol
  • 1 vaso (de los de agua) de zumo recién exprimido de naranja
  • 1 kg. de harina de trigo blanco
  • 1 cucharada de bicarbonato no muy llena (más bien rasa)
  • 1 sobre de levadura royal
  • Huevo batido (para pintar)
  • Azúcar blanco (para espolvorear)
PROCEDIMIENTO:

 
En un bol grande vamos a echar los ingredientes líquidos primero (huevos, aceite y zumo de naranja) y los vamos a mezclar (con la ayuda de las manos bien limpias).

 
A continuación añadiremos los ingredientes sólidos (azúcar, harina, bicarbonato y levadura) y removeremos hasta que quede todo bien mezclado.

 
Una vez que tengamos mezclada la masa anterior, espolvoremos harina en la mesa y amasamos la masa dándole una buena paliza (durante unos 15 minutos sin parar aproximadamente) (si vemos que se nos pega la masa a las manos podemos ir espolvoreando harina pero sin pasarnos o nos quedarán demasiado duros, aunque estos rollos son duros).

 
Después extenderemos la masa con la ayuda de un rulo de cocina y con cortadores de galletas haremos las formas (el círculo de dentro lo hago con la ayuda de un descorazonador de manzanas).

 
Luego untamos con un poco de aceite de semillas una bandeja de horno  y los colocaremos en ella. Los untaremos con huevo batido con la ayuda de una brocha de cocina y por último los metemos en el horno a fuego medio (con el horno previamente precalentado).

 
No os puedo decir exactamente a cuentos grados ni el tiempo de horneado porque los hago en el horno de leña de mi abuela Trini, pero siempre es preferible que tarde un poco más y hacerlos a poca temperatura (me gusta hornear como máximo a 180 ºC - manías de ideanta, jajaja) a que se me queme por fuera y me quede crudo por dentro.

 
Sabréis que están listos cuando veáis que están un poquitín dorados y porque la suela del rollo estará doradica.

 
Nada más sacarlos le echaremos bastante cantidad de azúcar blanco por encima.

 
Dejarlos enfriar antes de despegarlos de la bandeja del horno para que no se nos rompan.
 

 
NOTAS:

 
- Podemos acompañarlos con un buen café con espumica y calentico!!! y eso que yo no soy muy cafetera!!!.

 
- Podéis darle la forma que queráis con los corta-galletas.

 
- Para que os duren más tiempo podéis guardarlos en una caja de hojalata forrada con papel de cocina.

 

 
BON APPÉTIT!!!

 
  • 

1 comentario:

  1. Este tipo de recetas me encantan, no hay nada mejor que mantener vivas las tradiciones.

    Besos.

    ResponderEliminar