11 diciembre 2011

MANTECADOS DE ALMENDRA


Estrellas de mantecado de almendra!!!


Taaachaaaánnnn!!! Ya tenemos la navidad aquí y este año podréis hacer vosotros mismos vuestros dulces navideños!!! No solo estarán más buenos que los comprados, sino que sabréis que lo que estáis comiendo es de calidad y si a ello le sumas la ilusión de haberlos hecho tú ... ¿qué más puedes pedir? Además, los que tengáis pequeños en casa disfrutarán mucho recortando los mantecados con los cortadores de galletas, dándoles mil formas!!! Así que manos a la manteca ... jajaja!!!



INGREDIENTES:
  • 1/2 kg. de almendra cruda pelada y picada
  • 1/2 kg. de azúcar blanco
  • 1/2 kg. de manteca de cerdo
  • 1150 gr. de harina de trigo normal
  • Canela y azúcar para espolvorear por encima


PROCEDIMIENTO:

En un bol grande vamos a echar la manteca, el azúcar, la almendra y la harina.

A continuación lo vamos a mezclar todo muy bien (como es mucha cantidad yo lo amaso con las manos, eso si, bien limpias, jajaja).

Una vez que estén todos los ingrendientes bien mezclados, veremos que nos tiene que quedar una masa más bien dura y que se desgrana con mucha facilidad.

Cogeremos un puñado de masa y la apretaremos bien con las  manos, de  modo que calentemos la masa y así no se nos desgrane tanto para poder extenderla en la mesa para darle las forma con el cortapastas.

Extendemos la masa en la mesa (espolvoreada con un poco de harina para que nos sea más fácil) y la aplanamos con la mano o con la ayuda de un rodillo (para mi es más fácil con las manos). Debe quedarnos una masa extendida de un grosor de 1 cm aproximadamente o un poco menos (ya que crece un poco cuando se hornean).

Una vez extendida la masa, la cortaremos con la ayuda de un cortapastas y los colocaremos en una bandeja apta para el horno, que previamente habremos untado con aceite de semillas.

Y ya solos nos queda hornear los mantecamos de almendra.

Para hornearlos, el horno debe estar más bien flojo y sabremos que están listos cuando veamos que la suela de los mantecados está un poco doradita. ( Personalmente a mi me gusta no cocerlos mucho, ya que me gustan blanquicos). (No os puedo decir a que temperatura los horneé porque los hice en el horno de leña de mi abuela Trini).

Es muy importante esperar a que se enfríen antes de intentar quitarlos de la bandeja del horno o se nos romperan.

Nada más sacarlos del horno, los espolvoreamos con canela molida y azúcar blanco.



NOTAS:

  • Podéis darle mil formas diferentes dependiendo del cortapastas que utilicéis. Yo os aconsejo que antes de usarlo lo enharinéis para que así las formas salgan más limpias y perfectas (en este caso usé un cortapastas con forma de estrella pequeño, y la verdad es que quedan más graciosos tan chiquiticos, ya que siempre estamos acostumbrados a hacer los mantecamos más grandes).
  • Es muy importante que el horno esté más bien flojo y no muy fuerte.
  • Os recomiendo que compréis almendras enteras y no ya troceadas, porque si las compráis troceadas, no sabréis que os están dando. En mi caso las almendras también estaban sin pelar, y para pelarlas simplemente hay que poner en un cazo agua a hervir, y cuando esté hirviendo echamos las almendras durante un par de minutos y las sacamos. Y ya solo nos quedaría pelarlas, con cuidado de no quemarnos los dedicos, y ya las tenemos ... lo único malo es que es un vicio, ya que pelo 2 y me como 1, jajaja.
  • La mejor manera de conservarlos es guardándolos en una caja de hojalata forrada con papel de cocina.



BON APPÉTIT!!!








3 comentarios:

  1. Que ganas tengo de ponerme con ellos!!
    Te quedaron geniales.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. me lo apunto¡¡ ya te contare como salen

    besos

    ResponderEliminar
  3. Mi hija esta fascinada con las galletas de estrellas. Muchas gracias por la receta!

    ResponderEliminar