27 noviembre 2011

TOCINO DE CIELO


Una imagen vale más que mil palabras y nunca mejor dicho!!!


Taaacháaaan!!! Aquí os dejo esta receta que puede ser una opción como postre navideño ahora que ya se puede decir que tenemos la Navidad cerquita!!! Una de mis intenciones es poneros varias recetas para que podáis sorprender a vuestros seres más queridos en estas fechas!!! El tocino de cielo es un postre de los de las abuelas, vamos, de toda la vida, y con estos nunca fallaremos!!!  Éste postre lo podéis hacer en un molde redondo de unos 22 cms como hice yo y cortar las porciones o hacerlo en moldes individuales o tamaño bombón, ya que es un postre que empacha un poco bastante jajaja!!! La verdad es que no es un postre que debamos comer todos los días porque lleva muchísimas yemas de huevo y nuestro corazón tiembla al verlo!!! jajaja!!! pero en Navidad casi todo vale!!! Así que manos a la masa ...



INGREDIENTES:

Para caramelizar el molde:

- 200 gr. de azúcar blanco
- 6 cucharadas de agua
- 8 gotas de zumo de limón

Para el tocino de cielo:

- 550 gr. de azúcar blanco
- 2 vasos de agua
- 1 corteza de limón grande (sin la parte blanca) o 2 cortezas si son pequeños
- 1/2 vaso de agua
- 14 yemas de huevo
- 2 huevos
- 4 cucharadas de agua

Para decorarlo:

- frutos del bosque



PROCEDIMIENTO:

Empezaremos haciendo el caramelo para el molde y para ello pondremos en un cazo los 200 gr. de azúcar, las 6 cucharas de agua y las gotas del zumo de limón y lo ponemos a cocer (sin dejar de removerlo) hasta que se forme un caramelo claro.

Cuando tengamos listo el caramelo lo echaremos en el molde de manera que quede bien repartido y lo dejaremos enfriar.

Para el tocino de cielo pondremos en otro cazo los 550 gr. de azúcar, los 2 vasos de agua y la corteza de un limón y lo ponemos a cocer (removiéndolo bastante).

Cuando comience a hervir añadiremos 1/2 vaso más de agua y lo dejamos unos 20 minutos más al fuego, hasta conseguir un almíbar a punto de hebra fina (esto significa que cuando  coges un poco con los dedos, al despegarlos se queda una hebra de caramelo fino, pero para evitar quemarnos con el caramelo, calculando los 20 minutos y viendo que no quede muy espeso pienso que es suficiente) y lo dejamos que se temple.

Mientras, en un bol vamos a batir las yemas junto con los huevos y las cucharadas de agua hasta que nos quede una masa homogénea.

Añadimos a la mezcla anterior el almíbar templado sin dejar de removerlo (muy importante que no esté muy caliente y removerlo mucho o haremos revuelto de tortilla!!!)

Luego echaremos la mezcla en el molde caramelizado (si queremos que nos quede más fino podemos colarlo con un colador cuando lo echamos).

Y lo ponemos a cocer en el horno al baño María a 180º C con el ventilador hasta que cuaje (si pinchamos con un cuchillo y sale limpio es que ya está hecho). 

Por último lo dejamos enfriar en el mismo agua del baño María y cuando ya esté frío lo podremos desmoldar.


NOTAS:

- Yo usé un molde redondo de cristal de unos 22 cms de diámetro más o menos y con las paredes lisas y más bien altas, ya que así es más fácil desmoldarlo y cuando cuece al baño María no le salta el agua hirviendo al tocino de cielo.

- Es importante que esté frío para desmoldarlo y que se haya enfriado en el mismo agua del baño María o se nos resquebrajará.

- Si no queremos hacer el caramelo para caramelizar el molde, podemos echarle caramelo líquido, aunque nos quedará más oscuro porque el que yo hago es un caramelo blanco, pero también está muy bueno, de hecho casi todo el mundo usa el caramelo líquido oscuro.

- Para aprovechar las claras podemos hacer merengue (ver en la receta de la milhoja) y usarlo para decorarlo.

- No debemos cocer mucho el tocino de cielo, sino más bien lo justo para que nos cuaje.

- Si tenéis la posibilidad de usar huevos camperos frescos no lo dudéis, ya que la calidad de los ingredientes se nota en el resultado final.


BON APPÉTIT!!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario